El Hospital Juan Ramón Jiménez congrega a expertos de Andalucía occidental en el tratamiento de la obesidad mórbida

Endocrinos, psiquiatras, cirujanos, digestivos y enfermería especializada, debaten sobre los últimos avances médicos e innovaciones en cirugía bariátrica

El Hospital Universitario Juan Ramón Jiménez congrega, durante los días 14 y 15 de este mes, a especialistas expertos en el tratamiento de la obesidad mórbida de Andalucía Occidental, con la finalidad de profundizar y debatir en torno a los últimos avances médicos e innovaciones en relación a la cirugía bariátrica -intervención quirúrgica indicada para casos graves de obesidad-, contando con sesiones de vídeo cirugía para mostrar las técnicas quirúrgicas más innovadoras.

Un foro a destacar coincidiendo con la incorporación de la cirugía bariátrica y metabólica en el Hospital Universitario Juan Ramón Jiménez este año, contando con un experimentado equipo de profesionales con más de veinte años de dedicación en este campo. Asimismo, se ha dispuesto toda la infraestructura necesaria para garantizar esta atención, tanto en quirófano (con una mesa quirúrgica y equipamiento tecnológico preciso para obesidad mórbida), como en hospitalización (cama, sillón y mobiliario especial), junto a los protocolos de actuación.

Las jornadas clínicas han sido organizadas por la Unidad de Esofagogástrica y Obesidad del Servicio de Cirugía del Hospital Universitario Juan Ramón Jiménez, y son las primeras que se promueven dentro del Grupo de Andalucía Occidental de Cirugía Bariátrica, integrado por especialistas de centros hospitalarios de Huelva, Sevilla y Cádiz. Su objetivo es el abordaje de los avances científicos, los nuevos retos, el establecimiento de protocolos conjuntos de trabajo para la mejora en la atención a los pacientes con obesidad mórbida y promover la investigación en este campo.

Esta cirugía ha supuesto un gran avance en el tratamiento de estos pacientes, siendo imprescindible un abordaje multidisciplinar, con un papel integrador en su diagnóstico y tratamiento. Por ello, el Comité Científico está conformado por las especialidades del Hospital Universitario Juan Ramón Jiménez que integran este equipo, endocrinología y nutrición, psiquiatría, cirugía y digestivo, que junto a la enfermería especializada son cruciales en esta enfermedad. Todos ellos abordan, de un modo diferente, en esta jornada, los retos que el tratamiento de pacientes con obesidad mórbida genera, basada en la experiencia personal y la discusión grupal para obtener soluciones factibles de aplicar en los centros hospitalarios en el día a día.

En concreto, los especialistas se centrarán en tres grandes temas: la incorporación de la innovación reciente, últimas tecnologías y nuevas indicaciones; la mejora del manejo perioperatorio, la revisión y estandarización de las técnicas quirúrgicas más utilizadas en la actualidad; y, como tema central, el manejo de los pacientes con pérdida insuficiente de peso después del tratamiento.

Según los datos de la Sociedad Española de cirugía de la Obesidad, hasta un 15% de los pacientes pueden llegar a tener un resultado no satisfactorio después del tratamiento. De ellos, un 5% serán casos de éxito utilizando un tratamiento basado en medidas higiénico-dietéticas y de medicamentos que son efectivas. Sin embargo, será necesaria una cirugía de revisión en torno al 10% de las intervenciones realizadas de obesidad mórbida. Esta cirugía, más compleja que la primaria, supone un reto para profesionales y pacientes. Su carácter complejo, los nuevos fármacos, los avances en modelos de prevención y de tratamiento lo convierten en un tema candente y de actualidad.

Por ello, una de las mesas abordará ampliamente el tema de la pérdida insuficiente y la reganacia de peso, en un modelo compartido profesionales-paciente, basado en la consideración de que el paciente no es responsable al 100% de esta situación. Así pues, definir qué paciente está en riesgo de padecerlo, prevenirlo y afrontarlo rápidamente cuando se produce es fundamental para garantizar el éxito del tratamiento. Por ello, es imprescindible un seguimiento estrecho en consulta del paciente intervenido en riesgo, a fin de determinar si precisa ser incluido en un programa especializado de tratamiento para evitar dicha reganancia.

Otra de las mesas de debate gira en torno a la aplicación de la ciencia y la tecnología a la clínica. En efecto, se trata de una especialidad en continua evolución, lo que condiciona nuevos avances con frecuencia, siendo preciso evaluarlas e implantarlas en los centros hospitalarios. Éste es el caso de nuevos fármacos anorexígenos, técnicas quirúrgicas como la gastroplastia en manga “plus”, o técnicas endoscópicas como el endobarrier.

Por otro lado, se revisarán las nuevas indicaciones para la cirugía de la obesidad y cirugía metabólica, como son los pacientes con diabetes, hipertensión, dislipemia (alteraciones del metabolismo de las grasas y el colesterol), pacientes en riesgo cardiovascular, trasplantados, adolescentes y ancianos, entre otros.

Con la implantación y adaptación de los protocolos de recuperación anestésica y alta precoz, promovidos por las sociedades científicas nacionales e internacionales de tratamiento de la obesidad, concluirán estas jornadas. Con ello se pretende conseguir disminuir el dolor postoperatorio del paciente, bajar los días necesarios de hospitalización (3 días), un reinicio más precoz de la alimentación y la vuelta a la actividad diaria normal antes de la semana.