El Hospital Juan Ramón Jiménez cuenta con una nueva sala de radiología digital directa robotizada de última generación

El equipo ha supuesto una inversión superior a los 200.000 euros y realiza estudios radiográficos de gran precisión, con rapidez y mínima dosis de radiación

El Hospital Universitario Juan Ramón Jiménez cuenta con una nueva sala de radiología digital directa de última generación totalmente robotizada, que permite la realización de todo tipo de estudios radiográficos con una gran precisión, de manera más rápida y con una mínima dosis de radiación, avanzando así en la mejora de la seguridad del paciente.

La delegada territorial de Salud y Familias, Manuela Caro, ha visitado hoy el Servicio de Radiodiagnóstico del centro hospitalario, acompañada del director gerente del mismo, José Luis Bonilla, para conocer el nuevo equipamiento que ha sido financiado con fondos Feder y ha supuesto una inversión superior a los 200.000 euros.

Con ello, se viene a aumentar la capacidad diagnóstica de este servicio que realiza más de 260.000 estudios radiológicos de este tipo al año entre las diferentes salas distribuidas en los hospitales Juan Ramón Jiménez, Vázquez Díaz y Centro de Especialidades Virgen de la Cinta, ya que su avanzada tecnología permite reducir a más de la mitad el tiempo de una prueba en comparación con una sala analógica tradicional.

Precisamente, su diseño y su definición robótica configuran al equipo como una tecnología preparada para la realización de un gran número de exploraciones por día. Por ello, está siendo utilizado mayoritariamente para las pruebas diagnósticas solicitadas desde el servicio de Urgencias y desde los diferentes servicios clínicos para los pacientes que se encuentran hospitalizados, agilizándose los tiempos de respuesta y aportando una mayor calidad al proceso de atención.

La nueva tecnología destaca por su facilidad en el manejo al estar completamente robotizada y por su ergonomía. Ambas características lo hacen ideal para pacientes encamados, en silla de ruedas y, en general, con problemas de movilidad, ya que permite la realización de cualquier proyección que pueda requerir el estudio radiológico completo con el posicionamiento más eficiente y seguro.

Esta fácil manipulación repercute asimismo de forma muy positiva en el trabajo de los profesionales. Así, todos los movimientos de los diferentes componentes del equipo, como la mesa o el tubo, son sincronizados y se posicionan de forma automática mediante control remoto con sólo pulsar un botón. Con ello, se reducen los tiempos de examen facilitando el trabajo de los técnicos y mejorando la experiencia del paciente.

El sistema cuenta con receptores de imagen fabricados con la última tecnología, lo que aporta la mayor calidad de imagen utilizando la menor dosis posible. Gracias a estos detectores, los pacientes se benefician de unas imágenes diagnósticas de gran precisión con la mínima dosis de radiación recibida. Por tanto, el valor añadido de esta moderna tecnología es su contribución a la seguridad del paciente, estando enmarcada en la normativa europea EURATON que incide en la seguridad básica sobre la exposición a radiaciones ionizantes.

Además, en relación a la población pediátrica, este nuevo equipo de radiología está equipado con un paquete de herramientas especialmente enfocado a este sector de la población tan sensible. Gracias a nuevos protocolos de adquisición y postprocesado de imagen específico, se puede distinguir no sólo la región anatómica a explorar, sino también la edad y el peso de los pacientes. De esta manera todas las imágenes realizadas a la población pediátrica tienen una reducción de dosis sustancial, ajustada exactamente a sus necesidades.

Esta nueva incorporación se enmarca en el programa de mejora de las infraestructuras sanitarias que se está impulsando en los centros sanitarios de Huelva para la puesta en marcha de nuevos servicios y prestaciones dirigidas a los pacientes de la provincia.