El Hospital Juan Ramón Jiménez informa a la ciudadanía de la importancia de prevenir un ICTUS con motivo del día mundial

Acudir a los servicios sanitarios de inmediato ante cualquier signo de alarma resulta fundamental para disminuir las secuelas

El Hospital Universitario Juan Ramón Jiménez ha organizado una mesa informativa coincidiendo con la celebración del Día Mundial del Ictus con el objetivo de incidir en la importancia de conocer los factores de riesgo de la enfermedad y los consejos para prevenirla, teniendo en cuenta que cerca de un 90 por ciento de los casos de ictus pueden prevenirse.

Si bien algunos factores de riesgo no se pueden controlar, como los antecedentes familiares o la edad, otros muchos sí son evitables siguiendo algunas recomendaciones, como son, reducir el consumo de sal y grasas; controlar el peso, la tensión arterial, el azúcar y el colesterol; realizar ejercicio físico de manera cotidiana; abandonar el tabaco; y reducir el consumo de alcohol.

Los profesionales médicos y de enfermería de la Unidad de Neurología del centro hospitalario, han incidido en estos consejos en el stand situado en las consultas externas, en el que han estado acompañados por la Asociación de Daño Cerebral Adquirido de Huelva, al mismo tiempo que han advertido a la población de los síntomas de alerta que hacen sospechar que se está produciendo un ictus, y en los cuales es prioritario contactar de inmediato con los servicios sanitarios, ya que de una rápida actuación depende el pronóstico de la enfermedad y las posibles secuelas.

Los síntomas de alerta fundamentales son: la pérdida brusca de fuerza, acorchamiento o adormecimiento de la cara, el brazo y/o pierna de un lado del cuerpo; alteración violenta del lenguaje, con dificultad para hablar o entender; pérdida repentina de visión parcial o total en uno o ambos ojos; y dolor de cabeza repentino e intenso, sin causa aparente, que puede estar acompañado de vómitos y alteración de la consciencia.

Precisamente la rapidez en la atención y la coordinación entre todos los equipos que intervienen en la prevención, detección, tratamiento y rehabilitación de las personas que sufren esta patología, resultan fundamentales para reducir o evitar las secuelas que provocan los ictus.

Unidad de Ictus

La incorporación de la nueva Unidad de Ictus en el Hospital Universitario Juan Ramón Jiménez este verano ha venido a mejorar la respuesta asistencial a esta patología en Huelva, con un dispositivo asistencial de referencia donde se atienden los pacientes con un accidente cerebrovascular en fase aguda de toda la provincia. La Unidad está atendida por un equipo de neurólogos expertos en patología cerebrovascular las 24 horas, los 365 días del año, y dispone de seis puestos de atención dotados con la tecnología más avanzada para la monitorización y tratamiento de estos pacientes.

Con este avance sanitario se están acortando aún más los tiempos de respuesta al ictus, lo que está permitiendo mejorar los tratamientos y reducir las complicaciones, contribuyendo a disminuir la morbilidad y las secuelas de esta patología, dentro de los objetivos del Plan Integral de Atención al Ictus de Andalucía, que se ha priorizado este año por Salud.

Así, desde el inicio de la actividad en la Unidad de Ictus a principios de agosto hasta ahora, han sido ingresados en el dispositivo un total de 181 pacientes. En este período de tres meses se han realizado 35 fibrinolisis (aplicación de fármacos por vía intravenosa) y, de enero a octubre, un total de 84. Este tratamiento es el más frecuente al estar indicado en pacientes que presentan infarto cerebral isquémico, que constituyen una buena parte de los casos atendidos en Huelva.

Asimismo, se han indicado en estos tres meses un total de 16 trombectomías (extracción del trombo por vía endovascular), habiéndose realizado 45 de enero a octubre. Este procedimiento está indicado en los pacientes con una afectación cerebral de mayor extensión, para lo cual son derivados al Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, que es la Unidad de Referencia para estos casos.

Unos datos que vienen a confirmar el esfuerzo en la atención a esta patología que viene realizándose en los dos últimos años, que ha supuesto multiplicar por tres las cifras de fibrinolisis y por seis las trombectomías, fruto del trabajo coordinado y la respuesta inmediata de los profesionales de múltiples dispositivos asistenciales para que el paciente llegue cuanto antes al hospital y el tratamiento pueda ser eficaz.

Así, la provincia de Huelva cuenta con protocolos específicos para garantizar esta coordinación entre los dispositivos y especialidades que participan en el Código Ictus, que incluye fundamentalmente a los servicios de Urgencias extrahospitalarios, centros de Atención Primaria, Emergencias Sanitarias 061, Urgencias hospitalarias, Neurología, Cardiología, Radiodiagnóstico, Rehabilitación, Medicina Interna y Unidades de Cuidados Intensivos, contando los hospitales Infanta Elena y Riotinto con Equipos de Ictus.

La atención hospitalaria en Andalucía y por ende, en Huelva, se estructura en tres niveles, según la complejidad: equipos de ictus (todos los hospitales que atienden ictus), unidades de ictus (al menos una por provincia) y unidades de referencia (donde se aplica el tratamiento especializado de trombectomía mecánica).

Las enfermedades cerebrovasculares constituyen la primera causa de mortalidad en las mujeres y la segunda en los hombres, a la vez que son una causa frecuente de morbilidad hospitalaria. No obstante, la mortalidad en los últimos años ha descendido probablemente por un mejor control de los factores de riesgo y un mejor tratamiento de la enfermedad.