El Hospital Juan Ramón Jiménez pone en marcha una nueva unidad de reanimación postquirúrgica con 13 camas

En esta unidad se atiende a pacientes que necesitan un mayor nivel de cuidados después de una intervención de alta complejidad

El Hospital Universitario Juan Ramón Jiménez pone en marcha la nueva Unidad de Reanimación Postquirúrgica dotada con 13 camas. En esta unidad se atiende a pacientes que necesitan tras su intervención -por su estado físico, la complejidad de la cirugía practicada o el riesgo de aparición de complicaciones- un mayor nivel asistencial en los cuidados postoperatorios, tanto de monitorización como de tratamiento.

Reanimación

La delegada de Salud y Familias, Manuela Caro, ha visitado este nuevo dispositivo asistencial acompañada por el director gerente del centro hospitalario, José Luis Bonilla, quienes han destacado “el salto cualitativo que supone disponer de esta nueva estructura asistencial”. Además, han señalado también que “estas 13 camas o la ampliación de otras 6 más en la UCI hace unas semanas, aportan como valor añadido en los picos de la pandemia un aumento de la capacidad del Hospital Universitario Juan Ramón Jiménez para la atención de pacientes de mayor gravedad, tanto afectados de Covid-19 como de otras patologías”.

La apertura de esta Unidad de Reanimación Postquirúrgica viene precedida de una inversión superior a 1,5 millones de euros en las obras de ampliación hacia el exterior del edificio que se han venido ejecutando en los últimos meses en tres alturas en la fachada de Consultas Externas, que suman 1.117 metros cuadrados más para dar respuesta a diversas necesidades asistenciales del centro hospitalario. Así, se amplía el servicio de Radiodiagnóstico en la primera planta, el Bloque Quirúrgico en la segunda y se crea la nueva Reanimación Postquirúrgica en la tercera, entre otras.

Reanimación

La inversión en equipamiento electromédico y mobiliario clínico en la Reanimación Postquirúrgica asciende a 238.000 euros. La Unidad cuenta con una amplia sala diáfana y luminosa de 171 metros cuadrados dotada con 13 puestos, siendo dos de ellos boxes de aislamiento con esclusa y presión positiva y negativa, preparados para la atención de pacientes tanto inmunodeprimidos como aquellos que precisen un estricto aislamiento microbiológico por un proceso infecto contagioso.

Todos los puestos disponen de camas propias de la atención al paciente crítico y están dotadas con un avanzado sistema de monitorización multiparamétrica con una central de monitorización ubicada en el control de enfermería. Esta área asistencial se complementa con otros 135 metros cuadrados más donde se ubican una sala de información de familiares, despachos clínicos, almacenes, sala de reuniones y otras dependencias de apoyo.

La Unidad depende funcionalmente del servicio de Anestesiología y Reanimación y es atendida las 24 horas del día, 365 días del año, por anestesiólogos, así como enfermeros con formación específica y técnicos auxiliares de cuidados, además de celadores y personal administrativo.

Reanimación

La mayor disponibilidad de este tipo de camas en el área Quirúrgica permitirá ampliar el número de intervenciones programadas de pacientes que van a precisar estos cuidados postquirúrgicos, optimizando los recursos inherentes al servicio de Anestesiología y Reanimación del centro.

La Unidad de Reanimación Postquirúrgica se encuentra anexa al Bloque Quirúrgico de la tercera planta, con comunicación directa con todas sus zonas de paso para el traslado inmediato de pacientes quirúrgicos. Esta infraestructura amplía y mejora la unidad anterior puesta en marcha el pasado año, dotada de 5 camas -una de ellas de aislamiento- ubicada en el Bloque Quirúrgico de la segunda planta.

Además, con esta obra estructural se ha provisto a este bloque de un nuevo ascensor creándose así un circuito interno para el traslado fluido de pacientes, que comunica directamente las áreas de Radiodiagnóstico de Urgencias de la primera planta, los Bloques Quirúrgicos de la segunda planta -dedicado mayoritariamente a las intervenciones de urgencia- y de la tercera -donde se llevan a cabo las intervenciones programadas-, así como la Reanimación Postquirúrgica, a fin de mejorar la intimidad del paciente durante los traslados.

Este nuevo avance asistencial en el Hospital Universitario Juan Ramón Jiménez se enmarca en el plan de inversiones para infraestructuras sanitarias que la Junta de Andalucía está llevando a cabo en este centro, con una dotación inicial de 3,7 millones de euros para ampliar servicios y equipamiento, mejorar los dobles circuitos para la atención de pacientes con Covid-19 y aumentar la capacidad asistencial para dar respuesta a los rebrotes de la pandemia, entre otros.