Triple galardón al Hospital Juan Ramón Jiménez de las sociedades andaluza y lusa de medicina física y rehabilitación

Los estudios de investigación premiados se centran en la mejora del dolor crónico en artrosis de rodilla y síndrome del músculo piramidal, así como espasticidad en ictus

El Servicio de Rehabilitación del Hospital Juan Ramón Jiménez ha recibido tres galardones en el marco del 69 Congreso de la Sociedad Andaluza de Medicina Física y rehabilitación (SAMFYRE) y el II Congreso Internacional Portugués-Andaluz, organizado conjuntamente por las sociedades científicas andaluza y lusa (SPMFR) de la especialidad. Se trata del tercer año consecutivo en el que profesionales de este servicio resultan premiados en este congreso anual por sus proyectos de investigación.

Dos de los tres estudios reconocidos han sido presentados por el doctor Carlos Cordero, especialista en Rehabilitación del Hospital Juan Ramón Jiménez, y se centran en el estudio de diversos tratamientos para la mejora de la atención al paciente con dolor crónico asociado a determinados procesos músculo-esqueléticos, como son, la artrosis de rodilla y el síndrome del músculo piramidal. El tercero, en el que Cordero es investigador colaborador, valora la utilización de la ecografía como herramienta para la mejora del resultado en el tratamiento con toxina botulínica de la espasticidad asociada al ictus.

El primer premio al mejor proyecto de investigación en dolor presentado, liderado por Carlos Cordero, con la colaboración de las especialistas en Rehabilitación del centro hospitalario Marina García y Esther Borrego, y de profesionales de Análisis Clínicos, investigará una novedosa línea de tratamiento de los fenómenos de sensibilización central asociados a artrosis de rodilla.

La sensibilización central es una alteración en la manera de procesar el dolor a nivel del sistema nervioso que produce una amplificación de la sensación dolorosa en el paciente. Esta particularidad puede suceder en un grupo de los pacientes que experimentan dolor crónico de origen articular, como es el caso de la artrosis de rodilla.

La artrosis de rodilla afecta al 80% de la población anciana y constituye una de las mayores causas de dolor, discapacidad y pérdida de calidad de vida, siendo una de las formas más frecuentes de artrosis. Este proyecto aborda un nuevo enfoque terapéutico para aquellos pacientes con artrosis de rodilla que, además, asocian este procesamiento alterado del dolor.

Otro de los galardones obtenidos ha sido otorgado a la mejor comunicación presentada por especialistas de rehabilitación, por un estudio realizado que valora la eficacia de infiltraciones con toxina botulínica guiadas por ecografía para el tratamiento del síndrome del músculo piramidal y la posible influencia del volumen de dilución en los resultados. En este trabajo también ha participado como colaboradora la doctora Mónica García, del Servicio de Urgencias del centro hospitalario.

El síndrome piramidal es una entidad clínica que se caracteriza por dolor irradiado a la región glútea y a la cara posterior del muslo, provocando una sintomatología que puede simular una ciática, y que se produce por una posible comprensión o atrapamiento del nervio ciático por el músculo piramidal o piriforme.

Los autores expusieron la seguridad y utilidad de esta técnica de infiltración guiada por ecografía de toxina botulínica tipo A en el músculo piramidal, que se viene realizando en la Unidad de Rehabilitación Intervencionista del Hospital Juan Ramón Jiménez desde hace años, concluyendo que la realización de dicha técnica produce una reducción del dolor estadísticamente significativa. Concretamente, el dolor se redujo de media en más de un 60%. Igualmente, los especialistas han objetivado que la técnica es igual de eficaz con independencia del volumen de dilución utilizado.

Finalmente, el doctor Cordero forma parte, como investigador colaborador, de otro proyecto de investigación multicéntrico sobre toxina botulínica que ha sido galardonado con el segundo premio en su categoría. En este trabajo se plantea el análisis de la correlación entre la imagen ecográfica del músculo espástico y la respuesta clínica a la toxina botulínica tipo A en pacientes con espasticidad secundaria al ictus.