Enfermeras gestoras de casos se forman en el Hospital Juan Ramón Jiménez en sistema flash para personas con diabetes

Esta monitorización permite mejorar el control de la enfermedad y reducir significativamente las punciones en los dedos

Una treintena de enfermeras gestoras de casos de atención primaria están recibiendo formación presencial en el Hospital Universitario Juan Ramón Jiménez sobre el sistema de monitorización flash de glucosa para personas con diabetes, que permite mejorar el control de la enfermedad y su calidad de vida.

Este dispositivo, situado en la piel del brazo, conlleva importantes beneficios para los pacientes diabéticos, al poder disponer de una información completa y continua del nivel de glucosa en sangre mediante control telemático a lo largo del día, reduciendo significativamente la frecuencia de punciones en los dedos

La estrecha relación entre atención primaria y hospitalaria resulta fundamental para que puedan disponer de este sistema las personas con diabetes tipo 1 y 2, con la coordinación del servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario Juan Ramón Jiménez en cuanto a la planificación de la atención en la provincia, siendo fundamental la formación de los profesionales.

Por ello, enfermeras gestoras de casos de los distritos Huelva-Costa y Condado-Campiña han recibido formación teórico-práctica de manos de las enfermeras educadoras en diabetes de los hospitales Juan Ramón Jiménez e Infanta Elena, que vienen instruyendo en los últimos años a las personas con diabetes tipo 1 de sus áreas de influencia.

El taller práctico ha supuesto un plus formativo, ya que se ha realizado por primera vez de forma conjunta con una docena de pacientes candidatos, de manera que los profesionales han conocido de primera mano la formación que ellos mismos van a impartir a pacientes con diabetes tipo 2. En las próximas semanas ampliarán sus competencias con la asistencia en grupos reducidos a las consultas de educación diabetológica hospitalarias específicas en sistema flash, completando el proceso de formación online iniciado hace unas semanas a nivel regional a través de IAVANTE.

Una vez formadas, estas profesionales irán educando en monitorización flash a los pacientes, comenzando por las personas institucionalizadas, en situación de dependencia o con discapacidad funcional que impida la realización de la medición de glucemia capilar y/o su interpretación; y los pacientes con antecedentes de hipoglucemias graves; es decir, aquellos pacientes que hayan precisado atención sanitaria o ayuda por terceras personas para su resolución.

Posteriormente continuarán con las personas con hipoglucemias frecuentes leves -con más de cuatro episodios leves a la semana- o desapercibidas, hasta alcanzar al resto de la población, priorizando por el subgrupo en el que se ha demostrado impacto más favorable en la mejoría de niveles de HbA1c -pacientes con edad igual o inferior a 65 años-.

Por su parte, el Plan Integral de Diabetes de la Consejería de Salud y Familias tiene en marcha además un sistema de registro y seguimiento de estos pacientes que integra la información obtenida de estos dispositivos y permite realizar un seguimiento exhaustivo de los resultados en salud obtenidos con la implantación de esta medida.